No se trata del cielo

 

 

De ahí de entre lo oculto

sacás la mano estirás la voz

cual lento y torpe molusco que ansía

oro    y arrodilla sus secretas

y multitudinarias crestas         pero el cielo

sigue dándote la espalda

fustigando         con su blancor

tus signos

de ahí de entre lo oculto

tu hambre se alza en escultura viva

y aúlla ruda todas las mañanas

y es la historia de nunca acabar

a pesar del arribo a unas vacaciones

de ahí desde lo oculto ves

un río que baja

con nombres de dioses

una roca lafkenche llamada abuelo

la mujer que pare en lo precario

barcas con remos como piernas abiertas

niños de piel tan leve que flotan con la brisa

pero tu hambre y tu memoria arden de nuevo

trayendo la zozobra                        la paja en el maizal

hasta que el brazo de tus equívocos pasados

regresa a nado

maloliente                       con su baúl de violencias

para dejarte en suspenso sin cabellos en la arena

no ves

que el brazo   la roca   la mujer   las barcas  y   los niños

son las donaciones de este viaje    molusco terco

la sangre  y el arrebato     el recorrido de la calesita humana

aunque de ahí de entre lo oculto persista

escucha                      el oro

ya fue entregado      es entregado           no se trata del cielo

 

 

 

 

[1 de abril de 2014]

Agregar un comentario